Gonorrea, qué es, cómo actúa, síntomas, causas y curas

La gonorrea es probablemente una de las enfermedades de trasmisión sexual más antiguas que se conocen. De hecho, se mencionó incluso en los papiros egipcios y durante el tercer milenio antes de Cristo, en donde causaba grandes estragos en Asia.

Fue Hipócrates quien tuvo la primera iniciativa en estudiar esta enfermedad que en su tiempo era muy rara y nunca había sido estudiada. La manera en que este médico griego logró obtener sus primeras anotaciones, fue disecar la Ureta de los hombres que se encontraban infectados por gonorrea.

¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea es una infección bacteriana, la cual se produce por una bacteria llamada Neisseria Gonorhoeae. Esta pertenece al grupo de los cocos, y posee una forma arriñonada debido a que suelen agruparse en una o más bacterias.

Se transmite a través de las relaciones sexuales, razón por la cual pertenece al grupo de las enfermedades de trasmisión sexual (ETS), y se caracteriza por no mostrar síntomas durante semanas o meses.

Síntomas de la gonorrea

Como se hizo mención anteriormente, la gonorrea es una enfermedad que afecta a la persona de manera silenciosa. Tanto así, que una pareja infectada puede no sentir ningún tipo de síntomas durante largas semanas. En el caso de que estos se presenten, pueden llegar a ser tan leves que los portadores no se darían cuenta, siendo uno de los motivos principales por los que puede expandirse fácilmente.

A pesar de que puede ser curada con la ayuda de los medicamentos, la gonorrea puede causar graves problemas a la salud, llegando al punto de crear infertilidad en el hombre o mujer si no es tratada como se debe. Por este motivo, es necesario que te realices pruebas de enfermedades de trasmisión sexual, ya que podrías ser un portador de la gonorrea sin siquiera saberlo.

Las mujeres que portan esta enfermedad son las menos propensas a sentir algún tipo de síntomas. En caso de ser así, estos pueden llegar a aparecer luego de una semana de ser infectadas, causando ciertos problemas como:

  • Dolor o sensación de ardor al orinar
  • Flujo vaginal anormal, cuya coloración puede ser amarillenta o sanguinolenta
  • Sangrado entre periodos menstruales

Por otro lado, los hombres son los más propensos a presentar síntomas si contraen la gonorrea. Estos pueden aparecer luego de una semana de haber sido infectados, e incluye algunos síntomas como:

  • Secreción de color verde, blanca o amarrilla del pene
  • Dolor o sensación de ardor al orinar
  • Dolor o hinchazón en los testículos

En el caso de ser contagiada la gonorrea a través del sexo anal, puede presentar algunos signos en el ano:

  • Picazón en el ano o alrededor de este
  • Secreción en el ano
  • Dolor al defecar

Por último, si se tienen relaciones sexuales orales, aunque estas no suelen provocar síntomas debido a la gonorrea, pueden aparecer uno de los más comunes: el dolor de garganta.

Tratamiento para las personas afectadas con gonorrea

La gonorrea es una infección de origen bacteriano, razón por la cual se trata con antibióticos.  Dependiendo de los síntomas, el médico indicará el tratamiento más eficiente contra la enfermedad.

El más recomendado, es el tratamiento mediante una única dosis de ceftriaxona, la cual se inyecta en un músculo. Por otro lado, este antibiótico también puede ser tomado como pastilla, aunque requerirá que se ingiera durante una semana.

Por otro lado, también se hace obligatorio el hecho de seguir un tratamiento para la clamidia. ¿Por qué? Según se ha investigado, existe una frecuente co-infección entre las bacterias que causan la gonorrea y la clamidiasis.

Uno de los mayores errores que puedes cometer si eres portador del virus que ocasiona la gonorrea, es el de automedicarte. Esta ETS se caracteriza por mostrar multiresistencia ante los medicamentos, lo cual hace que sea mucho más difícil de curar con los tratamientos habituales.

Formas de contagiarse con gonorrea y las mejores maneras de vitar ser infectados

Como una gran parte de las ETS, la gonorrea también se transmite de una persona a otra si estas tienen relaciones sexuales sin protección. La manera en que se propaga, es cuando el semen líquido preeyaculatorio o secreciones vaginales entran en contacto con los genitales, ano o boca (o ingresas a los mismos). No es necesario que el pene no penetre completamente en la vagina o ano para que se contagie.

Otra de las vías principales de contagio, son a través del sexo vaginal, anal u oral. También se pueden contagiar a otras zonas como los ojos; y esto sucede si la persona tiene secreciones infectadas en la mano y la pasa por los mismos. Además de ello, también se puede trasmitir a un bebé durante el parto si la madre se encuentra infectada con gonorrea.

Cabe mencionar que no existe riesgo alguno de contraer la gonorrea por medio del contacto casual, lo que indica que no puedes contagiarte si compartes alimentos, bebidas con una persona contagiada, así como también dar un beso, abrazo, tose, tomarse de la mano, etc.

Uno de los principales problemas de esta enfermedad, es que no suele presentar síntomas, por lo que una persona infectada puede transmitir el virus a otras personas sin tener idea de lo que está sucediendo. Por esta razón, se recomienda utilizar condones o barreras de látex bucales para evitar ser contagiados.

Lo más común es que se utilicen estos métodos anticonceptivos al tener sexo casual con otras personas, aunque también se recomienda en las parejas, aun cuando ambas gocen de buena salud.

¿Qué pruebas debo de realizarme si tengo sospechas de estar infectado?

Si existe la sospecha de ser un portador de esta enfermedad, entonces hay dos pruebas que puedes llevarte a cabo para conocerlo:

  • Prueba de amplificación de ácido nucleico: Aplicando esta prueba, se puede detectar el material genético de las bacterias de la gonorrea. Una de las ventajas de esta prueba, es que son bastante precisas y se pueden hacer con una muestra de orina o líquido corporal en la zona donde se sospecha la infección.
  • Cultivo de gonorrea: Al igual que la anterior, se utilizar para detectar la bacteria que causa la infección por gonorrea. Se le denomina cultivo de gonorrea debido a que se toma la muestra de un líquido corporal, al cual se le añade una sustancia que estimula la multiplicación de las bacterias.

Si las bacterias no se multiplican, quiere decir que la persona no está infectada. De lo contrario, cuando se multiplican las bacterias que causan la gonorrea, el cultivo arrojará resultados positivos.

Cuando aparecen las sospechas de una infección por gonorrea, lo más recomendable es no tener relaciones sexuales hasta que los resultados del examen hayan arrojado los respectivos resultados. Si son positivos, se empezará con un tratamiento para eliminar la infección.

Complicaciones de la gonorrea

Si la gonorrea no es tratada lo más pronto posible, puede generar problemas graves y permanentes en la salud tanto en hombres como mujeres, llegando al punto de poder ser mortales.

Además de ello, las personas que contraen gonorrea, son más propensas a infectarse fácilmente con otras enfermedades de transmisión sexual, tales como el VIH. Por otra parte, la persona infectada que no recibe el tratamiento, también puede llegar a transmitir dichas enfermedades a otra persona con mayor facilidad.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies