Herpes, qué es, cómo actúa, síntomas, causas y curas

El herpes es una infección producida por el virus del herpes simple. Esta ETS puede permanecer en el organismo durante años, debido a que permanece en este de manera inactiva cuando la persona es contagiada. Posteriormente, se multiplica hasta presentar los primeros síntomas.

Herpes

Una persona puede llegar a ser afectada por dos tipos de herpes, los cuales se diferencian entre sí debido al lugar donde afectan a la persona:

  • Herpes tipo 1:Se contagia a través de las relaciones sexuales orales, razón por la cual surge en los labios. Cuando la persona ha tenido el primer contacto con este virus, este se manifiesta en forma de inflamación de la mucosa, boca y encías.

El herpes del tipo 1 normalmente suele afectar más a los niños y adolescentes. A medida que pasa la edad, los anticuerpos que le hacen frente al VHS se hacen mayores. En la cuarta década de vida, hay un 85% menos de probabilidades de contraer este tipo de herpes, mientras que en los ancianos es del 100%.

  • Herpes del tipo 2: Afecta mayormente al área genital, y se producen lesiones muy similares a las del herpe de labios. Las personas que suelen ser más afectadas por esta enfermedad de transmisión sexual, son los adolescentes, quienes apenas están aplicando las relaciones sexuales en sus vidas.

Se estima que un aproximado del 5% de la población presenta herpes, aunque dichos datos no son muy exactos. Debido a que el del tipo 2 se aloja en el área genital, un recién nacido puede llegar a ser infectado si la madre padece de esta enfermedad de trasmisión sexual. Para evitar esto, es obligatoria la realización de una cesárea, siendo esta una manera de que las secreciones no hagan contacto con el bebé.

Síntomas del herpes

Los síntomas que produce el herpes en la persona infectada, pueden llegar a variar. En el menor de los casos, estos serán cuadros muy leves, aunque también pueden surgir otros graves que incluso se pueden tornar mortales.

Independientemente del caso, el primer síntoma que se presentará será una lesión en forma de vesícula y de pared muy fina, la cual surge en una base rojiza y ligeramente inflamada. Posteriormente, pueden surgir otros síntomas como:

Gingivostomatitis

Se manifiesta primero como una fiebre, malestar general y dolor alrededor de la boca. Cuando surgen las vesículas herpéticas, estas lo hacen en áreas como las encías, el paladar, labios o lengua. No todo acaba allí, ya que existe la posibilidad de que puedan llegar a aparecer llagas abiertas en el caso de que evolucionen.

Adicionalmente, también se produce dolor al tragar, por lo que la persona puede llegar al punto de no ingerir ningún líquido o alimento debido a dicho dolor. Esto ocasionará deshidratación en la persona, la cual también viene acompañada de una inflamación en los ganglios linfáticos.

El tiempo aproximado para que se cure la gingivostomatitis, es s siete a diez días. Las lesiones que se producen, no suelen dejar secuelas.

Infecciones de la piel

Lo más común es que se den en niños o adultos jóvenes. El síntoma que se presenta en este caso, es una sensación de quemazón en las zonas afectadas, lo cual posteriormente se convertirán en vesículas muy molestas y que pueden durar hasta dos semanas. En algunos casos, también pueden ir acompañadas de una fiebre.

Infecciones en el ojo

Se suele presentar en los niños como una forma de conjuntivitis, siendo el parto por una madre infectada la principal razón por la cual se produce.

Herpes genital

Suele aparecer mayormente en las mujeres, afectándoles el cuello del útero. Los episodios de repetición, pueden llegar a ocasionar fusión de los labios vulvares, además de estrechamiento de la uretra.

En el caso de los hombres, se pueden observar vesículas en zonas como el prepucio, glande y hasta en el escroto. Junto con estos síntomas, también se hacen presentes la retención urinaria y el estreñimiento.

Una gran parte de los herpes genitales, se dan en los homosexuales. De hecho, es la segunda infección más frecuente en ellos.

Infección del sistema nervioso

El virus del herpe también puede causar la meningitis, una enfermedad que afecta mayormente a los adultos jóvenes. Además de ello, se puede producir encefalitis, siendo esta una enfermedad de mayor gravedad que puede ocasionar la muerte.

La encefalitis puede empezar a producir algunos síntomas como el dolor de cabeza, vómitos, fiebre y dolores musculares, además de la afectación del nivel de consciencia de la persona. En este caso, se recomienda ir al hospital a la mayor brevedad posible.

Infección en el neonato

El herpes del tipo 2 es el primer responsable en producir la infección en el neonato, debido a que se puede transmitir durante el parto, a partir de las vesículas presentes en el cuello uterino materno. Esto puede representar un riesgo para el feto, ya que este estará expuesto a otros problemas como la meningoencefalitis, trastornos de deglución y lesiones a nivel pulmonar y ocular.

Si el bebé es afectado por dichos problemas, se estima que exista una gran probabilidad de que este muera. Según los pronósticos, el 20% de los casos terminan en la muerte. También hay que resaltar que la trasmisión del virus también se puede producir en el periodo de gestación, debido a que la placenta también puede infectarlo. Esto puede causar retraso mental o lesiones de la retina.

Tratamiento del herpes

Tratar el herpes es bastante sencillo. Con la ayuda de un medicamento llamado aciclovir, podemos hacer fácilmente. Sin embargo, no es recomendable automedicarse, ya que es necesario que un médico nos indique la cantidad y forma de administración de dicho medicamente, además la duración del tratamiento.

Por otro lado, para lidiar con la infección genital por herpes, se recomienda utilizar pomadas con aciclovir durante 5-7 días, ya que estas traen excelentes resultados cuando la infección apenas está mostrando sus primeros síntomas.

En caso de que se agrave el herpes, será necesario un tratamiento vía oral, en donde se deberá de ingerir el aciclovir durante 10 días. También se recomienda abstenerse de las relaciones sexuales su la infección aún sigue siendo sintomática.

Como dijimos anteriormente, la encefalitis puede ser ocasionada por el herpes. Si llega a surgir, se debe de iniciar un tratamiento con aciclovir por la vía intravenosa y lo más pronto posible, debido a que puede representar graves riesgos a la salid de la persona.

De igual manera que en los demás casos, las lesiones que se ocasionen a nivel de la boca por el VHS, también son tratadas con el aciclovir. En este caso, se debe de aplicar por vía tópica y durante 5-7 días en las lesiones leves. Si se agrava, entonces será necesario hacerlo por la vía intravenosa.

Otro factor con el que deben de lidiar las personas infectadas por el herpes, es el dolor. Por suerte, existen algunos métodos que pueden ayudar a aliviarlos:

  • Tomar un baño con agua caliente
  • Se debe de mantener el área genital siempre seca, debido a que las llagas puedes permanecer por más tiempo si esta presenta humedad
  • Es recomendable utilizar prendas de vestir suaves y holgadas
  • Aplicar una compresa con hielo en las llagas
  • Ingerir algún analgésico para aliviar el dolor

¿Qué podría ocurrir si no te sometes a un tratamiento para el herpes?

El herpes se puede agravar hasta representar un gran peligro para la salud, y es una de las razones principales por los que no debe de ser tomado a la ligera, pese a que solo se trate de brotes a nivel de la piel y en la zona genital o bucal.

Cuando no se recibe un tratamiento para combatir el herpes, los brotes pueden repetirse o llegar a ser esporádicos, aunque algunas personas puede que dejen de tener brotes espontáneos luego de transcurrir un tiempo.

Uno de los principales riesgos de no recibir un tratamiento contra el herpes, es alta probabilidad que puede existir de contagiarse con mayor facilidad con otras ETS, en donde el peor de los casos sería el virus de inmunodeficienciahumana(VIH).

Formas en que se contagia el herpes y las mejores maneras para evitar ser infectados

El herpes se puede contagiar de una persona a otra con gran facilidad. Para ello, solo hace falta el contacto de piel a piel con algún portador del virus. En pocas palabras, se contagia cuando los genitales o boca de una persona, entran en contacto con los del otra, lo cual ocurre normalmente durante el sexo anal, vaginal u oral.

Además de ello, este virus también puede transmitirse por una vía no sexual, como cuando un padre/madre que posee herpes le da un beso en los labios a su hijo. Por otro lado, un bebé también se puede contagiar durante el parto, siendo el caso de que la madre esté infectada.

Debido a la forma en que se contagia el herpes, existen limitadas maneras de prevenirlo:

  • No tener relaciones sexuales con personas desconocidas
  • Usar condones de látex y disques dentales durante las relaciones sexuales
  • Evitar el contacto de labios con personas que puedan estar infectadas con herpes bucal
  • Asegurarse de que tu pareja no sea portadora del virus

Pruebas para detectar el herpes

El herpes puede ser detectado fácilmente debido a las protuberancias que genera a nivel de la boca o zona genital. Para salir de dudas, lo mejor es acudir a un médico, quien podrá determinar si esas protuberancias que se encuentran en nuestras partes, se tratan del virus del herpes.

Otra prueba importante que se puede aplicar, es la de ADN. En ella, el médico frotará un hisopo en la zona afectada para recoger una muestra, la cual posteriormente será sometida a un análisis que ayude a determinar si se trata de un caso de herpes.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies