Molusco contagioso, qué es, cómo actúa, síntomas, causas y curas

Esta enfermedad se da a nivel de la piel, y se caracteriza por ser infecciosa. Su nombre fácilmente lo podemos relacionar a un crustáceo, aunque cabe destacar que dicho animal no tiene nada que ver. De hecho, el molusco contagioso es ocasionado por un virus que pertenece a la familia de los Poxvirus, y está presente casi en cualquier sitico.

El contacto directo, es uno de los principales factores que puede conllevar a la trasmisión de este virus. A pesar de lo fácil que puede llegar a propagarse, en una gran parte de los casos las personas no se suelen enfermen aún cuando han entrado en contacto con el virus.

El molusco contagioso normalmente se da en los niños o niñas. Sus síntomas son casi nulos, debido a que esta enfermedad en la piel solo produce la aparición de pequeños abultamientos o granos en el sitio del cuerpo. Estos generan algo de picor.

Por otro lado, los adultos pueden ser portadores o victimas de este virus, el cual fácilmente se puede propagar por medio del acto sexual. Debido a ello, el molusco contagioso también es considerado como una enfermedad de trasmisión sexual (ETS), debido a que aparece en la región genital luego de haber tenido relaciones sexuales con una persona que padeciese de este virus.

El molusco contagioso normalmente tiende a desaparecer por si solo en unos meses. Pero en aquellas personas que tienen un sistema inmunológico deteriorado (como en el caso de los que sufren de SIDA), es posible que presente algunos problemas.

Síntomas del molusco contagioso

Cuando una persona contra el virus del molusco contagioso, el primer síntoma que podemos notar visualmente, es la aparición de lesiones que consisten en pequeños granos que miden tan solo unos pocos milímetros, siendo su grosor mucho menor que el de un bolígrafo. Los médicos denominas a dichos granos pápulas, y son circulares con bordes definidos, mientras que en el centro tienen una depresión.

Lo más común de esta enfermedad, es que aparezcan alrededor de una diez o veinte lesiones agrupadas en una misma región del cuerpo. Por otro lado, también se pueden distribuir siguiendo un trayecto lineal.

Las pápulas que se producen en el molusco contagioso, tienen un color rosado, y adquieren uno rojizo cuando el sistema inmune está combatiendo el virus para eliminarlo.

En el caso de las personas que establecen relaciones sexuales con otra infectada por este virus, las pápulas aparecerán alrededor de los genitales, muslos y abdomen superior e inferior.

Tratamiento para curar el molusco contagioso

Esta enfermedad normalmente no requiere de una intervención médica, ya que puede desaparecer espontáneamente. En el caso ser recomendado un tratamiento, este básicamente estará centrado en observar y evitar el rascado de las lesiones. Solo así el molusco contagioso desaparecerá por sí mismo en un lapso de dos a cuatro meses.

Aquellas personas que opten por una solución más rápida, pueden someterse a varios tratamientos para eliminar el molusco contagioso a la mayor brevedad posible. Cada uno de estos tratamientos depende de ciertos factores, como la edad del paciente, número de lesiones, estado de salud, entre otras más.

Entre las técnicas que se emplean para tratar el molusco contagioso, tenemos a las siguientes:

  • Crioterapia: En este tratamiento se aplica el nitrógeno líquido a temperaturas por debajo de los 0ºC. Aplicando esta técnica, se pueden destruir las células infectadas, al igual que el virus que vive en su interior. A pesar de los excelentes resultados, la crioterapia puede generar ciertas molestias en la persona.
  • Curetaje:Es una técnica menos convencional, y que puede llegar a ser bastante molesta. Consiste en la eliminación de las lesiones por medio de un raspado superficial, el cual se lleva a cabo con un anillo afilado. Sin embargo, cabe destacar que este método no deja ningún tipo de cicatriz, además de que es uno de los más utilizados para tratar el molusco contagioso.
  • Láser:Si las lesiones que se producen en la piel son numerosas y se encuentran en sitios delicados, eliminarlas con láser es la mejor opción para estos casos. Además de quemar las lesiones, el láser también destruye el virus que ocasiona el molusco contagioso.
  • Pomadas y cremas: A diferencia de los demás, las pomadas y cremas suelen tener un efecto más lento, aunque tiene una gran ventaja: no genera ningún tipo de dolor. Este tratamiento consiste en la aplicación de una pomada o crema sobre las lesiones para destruir el virus poco a poco.

¿Cómo se contagia el molusco contagioso?

Este virus tiene la capacidad de vivir en situaciones adversas, siendo una de las razones principales por la cual se encuentra repartido en todo el mundo. Existen varias maneras en la que podemos contagiarnos con el molusco contagioso:

  • Contagio directo con lesiones de molusco contagioso:Las lesiones que produce en molusco contagioso, están formadas por células de la piel llenas de virus, las cuales salen constantemente al exterior. Por esta razón, el virus puede pasar a otra piel cuando existe el contacto.
  • Tocar objetos contaminados por el virus: Como se hizo mención anteriormente, el Poxvirus tiene la capacidad de sobrevivir incluso cuando no se encuentra en el cuerpo humano. Debido a esto, es normal encontrarlo en toallas, ropa interior, bañadores o cual otro material que entrara en contacto con las lesiones infectadas.
  • Piscina: Tanto las piscinas como los baños públicos, suelen ser los lugares en donde más se concentra este virus. Lo peor de todo, es que actualmente no se puede controlar esta contaminación de manera absoluta.
  • Autocontagio: Si una persona padece de este virus en cierta zona de su cuerpo, pero comete el error de tocar la lesión con otra parte de su cuerpo, es muy probable que esta se extienda a dicha región.
  • Relaciones sexuales: La razón por la que esta enfermedad venérea es considerada como una ETS, se debe a que también se puede contagiar por medio del acto sexual(anal, vaginal u oral). Solo basta con que la parte genital de una persona haga contacto con la lesión que posea la persona infectada para que se propague el molusco contagioso.

Maneras de evitar el molusco contagioso

Debido a lo propensos que podríamos estar a ser contagiados por el molusco contagioso, es difícil establecer unas medidas concretas para prevenirlo. Por esta razón, la mejor opción es la de seguir las medidas de higienes más básicas, lo cual también nos puede ayudar a evitar el contagio por el virus. Una de las más comunes, es la de lavarse las manos varias veces al día. Entre otras, tenemos las siguientes:

  • No practiques deportes que impliquen el contacto directo piel con piel: Existen varios deportes en donde esto es inevitable, como lo sería el caso de la lucha libre o el judo. Por otro lado, si vas a un gimnasio, es recomendable utilizar una toalla al apoyarse en las máquinas.
  • Evita compartir toallas: Tan solo el hecho de utilizar una toalla o la prenda de vestir de otras personas, puede traer como consecuencia una infección por molusco contagioso. Por esta razón, evita compartir tu ropa o cualquier otro textil que haga contacto con la piel.
  • Elige o conoce bien a tu pareja sexual: En el caso de los adultos, este virus normalmente se suele propagar por medio de las relaciones sexuales. El uso del condón tampoco asegurará que no seas contagiado, debido a que no cubre toda el área genital. Por esta razón, debes de conocer bien si tu pareja sexual no es portadora del virus.

Pruebas para determinar la presencia del molusco contagioso

Cuando tu piel sea afectada por las típicas pápulas que surgen como consecuencia del virus, debes de acudir a un dermatólogo para que este explore las lesiones y logre determinar si se trata de un caso de molusco contagioso.

Para ello, el paciente tendrá que desvestirse y el dermatólogo estará revisando cada zona para verificar si hay otras posibles lesiones en el cuerpo. En el caso de los adultos, también se tendrá que hacer una exploración en el área genital, para ver si se trata de una enfermedad de trasmisión sexual.

Con tan solo una exploración física y un par de preguntas al paciente, un dermatólogo puede dar un diagnostico del molusco contagioso, aunque también se puede recurrir a la biopsia cutánea para estudiar las lesiones a nivel microscópico.

En aquellos pacientes adultos que presenten lesiones de gran tamaño, se debe de estudiar el sistema inmunológico con la ayuda de una analítica sanguina, además de una prueba de VIH.

No en todos los casos las pápulas son síntomas del molusco contagioso. En ocasiones, se pueden producir lesiones bastante parecidas, tales como las verrugas vulgares, quistes epidérmicos, condilomas, carcinomas basocelulares, liquen plano o epiteliomas.

Complicaciones del molusco contagioso

Son muy pocos los caos en donde el molusco contagioso puede llegar al punto de causar complicaciones en la persona. De hacerlo, es porque esta tiene un sistema inmunológico debilitado, lo cual puede ser ocasionado por algunas ETS, siendo el caso del SIDA.

Cuando se producen las complicaciones, se puede observar un aumento en las protuberancias, causando quistes dolorosos que requieren de un drenaje quirúrgico menor. Además de ello, la persona también puede ser afectada por irritación en la piel alrededor del áreadelas pápulas.

Otra complicación que puede surgir, es la decoloración temporal de la piel. En ocasiones, esta decoloración puede ocurrir luego de que los granos rojos inflamados hayan mejorado luego de un tratamiento.

En cuanto a la cicatrización, esta no suele dejar ningún tipo de marcas en la piel, aunque ciertos tratamientos agresivos que se aplican para combatir el molusco contagioso, pueden llegar a dejar cicatrices en la piel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies