Sífilis, qué es, cómo actúa, síntomas, causas y curas

La sífilis es una enfermedad producida por la bacteria Treponema pallidum, la cual se transmite de una persona a otra por medio de las relaciones sexuales, cumpliendo la condición en de que una de ellas porte dicha bacteria. Al no ser tratada cuando se encuentra en su fase inicial, puede llegar a evolucionar a una enfermedad crónica, causando graves síntomas.

Durante la primera fase, lo más común es que surja un chancro o lesión ulcerada indolora en los genitales o la boca (dependiendo del tipo de relaciones sexuales que haya tenido la persona. Lo más común es que dichas úlceras desaparezcan por si solas.

Sin embargo, durante la segunda fase se presentan erupción de manchar rojas por todo el cuerpo, lo cual afecta las palmas de las manos y plantas de los pies. Luego del transcurso de varios años son que se presenten otros síntomas, existe la posibilidad de aparecer complicaciones graves, como demencia o aneurisma sifilítico de la aorta.

Síntomas de la sífilis

Como ya mencionamos, la sífilis puede pasar por varias fases que presentan distintos síntomas:

Sífilis primario y síntomas

El primer síntoma que se produce cuando una persona contrae sífilis, es la aparición de una pápula (bulto o úlcera) que no presenta ningún tipo de dolor. Esta tiene un fondo limpio y sin pus, además de que no sangra.

La aparición de esta úlcera, dependerá de la zona en donde se haya producido la infección, siendo lo más común en los genitales externos, aunque también se puede hallar en el cuello del útero, la región perianal, el conducto anal o la boca.

El periodo para que desaparezcan estos chancros, es de tres a seis semanas, y lo más normal es que lo hagan sin ningún tipo de tratamientos. Por otro lado, existen casos en donde las personas no acuden a un médico por el simple hecho de sentir vergüenza.

Sífilis secundaria y síntomas

Una vez que transcurra dos u ocho semanas desde la aparición del chancro, empieza la segunda fase de la sífilis, conocida también como sífilis secundaria. En esta fase, se presentan erupciones en la piel de color rojas o rosadas y con un diámetro de 3 a 10 mm.

Posteriormente, estas manchas se irán extendiendo por todo el cuerpo, llegando a zonas como la planta de los pies o en los manos. En algunos casos, estas manchas pueden desaparecer a los pocos días, aunque otros deben de esperar hasta dos meses.

Adicionalmente, durante la sífilis secundaria también es muy común que aparezcan una especie de verrugas de gran tamaño, las cuales reciben el nombre de condilomas planos. Estas aparecen en zonas de pliegues.

Otros síntomas comunes que se hacen presentes en esta etapa de sífilis, son el malestar general, dolor de garganta, pérdida de peso, fiebre o úlceras en la boca.

Sífilis latente

Durante el periodo de la sífilis latente, la persona puede llegar a pensar que se ha curado por completo de esta enfermedad, debido a que no se presentan síntomas durante esta etapa, aunque es posible diagnosticar la enfermedad por medio de una analítica especifica.

Además de ello, tampoco se llegan a producir contagios, aunque no es el caso de las mujeres que se encuentran embarazadas, ya que estas pueden infectar al feto en el útero. Esta dase puede llegar a durar un par de años, aunque también existe la posibilidad de que permanezca durante el resto de la vida de la persona.

Sífilis tardía o terciaria y síntomas

Muy rara vez la sífilis suele llegar a esta etapa, debido a que normalmente se puede diagnosticar en las fases anteriores, con la finalidad de tratarlas y curarlas. Sin embargo, si la persona no recibe el tratamiento, pueden producirse una serie de síntomas graves, tales como crisis epilépticas, demencia, infartos cerebrales, parálisis general progresiva o afectación medular con alteraciones de la marcha y de los esfínteres.

Tratamiento para curar la sífilis

La penicilina G es el mejor medicamento para tratar la sífilis en cualquiera de sus fases. Si tienes una pareja sexual, es necesario que ambas sean tratadas, ya que se podrá evitar un nuevo contagio posteriormente.

Durante la fase primaria y secundaria, se suele administrar una dosis única intramuscular de penicilina G. Si la persona es alérgica a dicho medicamento, entonces se puede sustituir por doxiciclina durante dos semanas.

En los casos donde la sífilis sea latente tardía, entonces se deben de administrar tres dosis intramusculares de penicilina G, las cuales deben de ser separadas por una semana. De igual manera, si la persona informa que es alérgica a dicho medicamento, se puede optar por doxiciclina durante cuatro semanas.

Cuando la sífilis es tratada, puede que aparezca un cuadro llamado reacción de Jairsh Hexheimer, la cual consiste en la aparición de dolores de cabeza, músculos y una reacción febril. Esto es causado debido a la muerte de las bacterias que liberan sustancias causantes de la inflamación.

A pesar de presentarse dichos síntomas, estos no suelen ser graves, puesto que se pueden tratar con antiinflamatorios como el ibuprofeno y otros similares.

Formas de contagio y maneras de evitar ser infectados por sífilis

Al pertenecer a las ETS, es lógico que la sífilis se contagie a través de las relaciones sexuales, independientemente de si exista eyaculación o no. También cabe destacar que una persona se puede infectar por medio del sexo vaginal, anal u oral.

Por esta razón, una de las mejores maneras de evitar ser contagiados por esta enfermedad, es no tener relaciones sexuales. En todo caso, también se puede utilizar el condón para estos casos.

¿Cómo evitar contagiar a otras personas con sífilis?

Si están infectado con sífilis, debes saber que esta enfermedad es muy fácil de curar. Además de ello, existen varias formas para evitar contagiar a otras personas:

  • Notifica a tus antiguas y nueva pareja sexual que eres portados de esta enfermedad, para que así estas puedan hacerse las pruebas necesarias y recibir el tratamiento en caso de que se encuentren infectadas.
  • Abstente de tener relaciones sexuales hasta que no hayas terminado con el tratamiento.
  • Si has finalizado el tratamiento, estarás curado de la sífilis. Sin embargo, dicho tratamiento no te vuelve inmune, por lo que debes de utilizar el condón al momento de establecer relaciones sexuales, ya que correrías el riesgo de ser infectado nuevamente.

Una persona que es portadora de cualquier enfermedad de trasmisión sexual, normalmente suele sentir vergüenza por ello, por lo que evitan ir al médico para no tener que pasar por dicha situación. A pesar de ello, es lo más recomendable si se trata de la sífilis, ya que es una enfermedad que se puede curar fácilmente mientras se encuentra en sus primeras fases.

Pruebas para detectar la sífilis

La única manera en que se puede detectar la sífilis, es por medio de pruebas serológicas en un análisis de sangre. Estas pruebas pueden ser dos:

  • Pruebas no treponémicas: Tienen una gran ventaja debido a que son rápidas de hacer y no cuestan mucho dinero, sin contar que tienen un buen nivel de efectividad. En esta prueba se detectan anticuerpos no específicos en el cuerpo.
  • Pruebas treponémicas:Detectan anticuerpos específicos contra la bacteria que produce la sífilis. Estas pruebas normalmente aparecen en los informes de laboratorio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies